¿Cuántas Propiedades Necesitas Para Renunciar Al Trabajo?

Existen muchas personas pensando en darle un nuevo rumbo a su vida, cambiar ese agobiante ritmo de trabajo cumpliendo horario y ganando lo justo para pagar los gastos del mes. Piensan que lo mejor es invertir en bienes raíces y vivir tranquilamente de la renta pero ¿cuántas propiedades son suficientes para poder renunciar al trabajo?

Todo depende de ti, lo primero que debes hacer es crear tu presupuesto. Hay una manera más divertida de crear tu presupuesto y es dividiéndolo en dos partes.

Debes crear una lista de gastos fijos, a los que no puedes renunciar tal como la renta de tu vivienda y gastos variables que son los gastos de placer y fácilmente se puede prescindir de ellos, este presupuesto te ayudará a saber a ciencia cierta cuándo puedes renunciar al trabajo y vivir de los bienes raíces.

Establece con claridad tus gastos fijos

Son gastos a los que no se pueden renunciar, son extremadamente fijos. Por ejemplo, la renta de tu propiedad, el mercado, los servicios como la electricidad, el agua, el teléfono celular y el internet.

El internet es muy importante, en especial durante esta época de cuarentena donde nos estamos dando cuenta que es imposible sobrevivir sin el internet, en especial para trabajar, para aquellos que tienen la oportunidad de trabajar desde la casa, esta herramienta es vital, también necesitamos el internet para que nuestros hijos se puedan conectar a sus clases. El internet es un servicio que se volvió parte de nosotros, es primordial, por lo tanto debe incluirse en los gastos fijos.

Sincérate con tus gastos variables antes de renunciar al trabajo

renunciar al trabajo
Antes de tomar cualquier decisión sobre tu fuente de ingreso, debes asegurarte de analizar tu situación financiera.

En este tipo de gastos debemos ser honestos con nosotros mismos porque siempre gastamos dinero en cosas que no estaban dentro del presupuesto planificado inicialmente. ¿cuántos de nosotros no hemos dicho, “Sí, pero es que este mes yo no salgo?” y terminamos gastando dinero en cosas como paseos, salidas al cine, comidas en restaurantes, salidas a las discotecas.

Es por ello que necesitamos crear un presupuesto para ese gasto variable de una manera responsable: en vez de gastar por ejemplo, 50% de nuestro salario, lo reducimos a 20%. Poco a poco lo vamos reduciendo a un punto en donde nos sintamos cómodos hasta lograr reducirlo al 5% de lo que uno gana. Recuerda que los cambios graduales son mejores que un intento fallido masivo.

El “cash flow” que te genera el ingreso por concepto de rentas

Luego que percibes el ingreso por rentar una determinada propiedad y te dispones a pagar la hipoteca, pagar el seguro, pagar los impuestos de las propiedades, pagar al administrador de propiedades. 

Después de todo eso te debe sobrar -por regla general- al menos unos $100 en “cash flow” o dinero que sobra luego de realizar todos los gastos. Supongamos que un sueldo mínimo mensual en promedio dentro de los Estados Unidos es de $3.000, sólo restaría hacer las matemáticas para determinar cuántas propiedades necesitas para renunciar al trabajo y vivir de la renta.

¿Cuántas casas necesitas para llegar a los 3.000? si una sola casa te está dando $100 y necesitas llegar a $3.000, eso quiere decir que necesitas promedio unas 30 casas y ya tienes el número mágico.

Necesitas 30 casas para poder vivir de esa renta y poder renunciar al trabajo, porque aunque lo recomendable por Novarise Latino es no vivir de las rentas al 100%, ahora saben cuál es el número mágico que necesitan para ya empezar a considerar, “Ya me puedo renunciar a mi trabajo”.

Este número promedio de $100 es asumiendo que tienes una casa para rentar recién comprada, donde el costo de la hipoteca es relativamente alto porque recién sacaste la deuda, pero obviamente al pasar de los años, esa deuda se va disminuyendo y ese cash flow, el dinero que te sobre de todos los gastos, cada vez va aumentando más y más.

Cuando estas condiciones se vayan presentando y con el paso de los años la deuda de tu hipoteca disminuya, permitiendo generar mayores ingresos, podrás considerar pensar: “Estoy cercanamente a punto de poder renunciar a mi trabajo, porque la entrada de ese dinero me está dando lo suficiente para ya tener una vida cómoda“.

Puedes quedarte en tu trabajo si te gusta lo que estás haciendo y simplemente con el dinero que te está entrando de ingreso en las rentas, lo utilizas para expandirte aún más.

renunciar al trabajo
Si estás buscando la independencia económica, invertir en bienes raíces podría ser una excelente opción para ti.

Ahora, en vez de tener 30 casas, vas a tener 35, luego 45, 50, 60, 100, así progresivamente hasta que llevas a un punto que tú dices, “¿Sabes qué? No solamente produzco los 3.000 que necesito a nivel mensual sino que produzco mucho más para ya estar relativamente cómodo por todo el año. 

De ese modo podrías visualizar que no estás tan lejos de tu independencia económica. Lo primero que deben hacer es organizarse financieramente y entenderse a sí mismo, pensar cuánto dinero necesitas mensualmente para vivir cómodamente. Después de ahí, sacar la cuenta en términos de la cantidad de casas que necesitas comprar y renunciar al trabajo de una vez por todas.

Si estás pensando en invertir en bienes raíces al punto de que puedas renunciar al trabajo, lo mejor es que sepas cuáles son los hábitos de los inversionistas más eficientes.

Comparte este artículo

Domina los bienes raíces en el menor tiempo posible

Esta capacitación gratuita te enseñará todo lo que necesitas saber sobre las inversiones en bienes raíces.

Artículos Sugeridos