Diferencias Entre Un Corredor Y Un Prestamista Hipotecario

En Estados Unidos al prestamista hipotecario se le conoce como lender y al corredor hipotecario se le conoce como broker. También se utiliza el término lender para referirse al banco o a la persona con la cual se está estableciendo una relación. El lender, en realidad, trabaja única y exclusivamente para el banco. Eso quiere decir que esta persona representa únicamente a los productos que ofrecen en ese banco, y todo lo que recomienda tiene que ver con el banco.

El broker es una persona independiente. El broker trabaja para él o ella misma. No depende de la oficina de nadie. Puede hacer todo desde la comodidad de su hogar. Trabaja por su propia cuenta, así que él o ella decide cuántas horas trabajar al día o a la semana.

Una diferencia bastante notable entre el lender o prestamista hipotecario y el broker es que, el primero, está más limitado que el segundo, porque el lender trabaja para un solo banco, por lo que la variedad de hipotecas que ofrece es mucho más limitada que la variedad que te ofrece un broker ya que este tiene relaciones de negocios con más de un banco.

¿Cuál escoger? ¿Un Broker o un Prestamista Hipotecario?

Todo depende de la situación específica en la que se encuentre la persona.

Supongamos que una persona tiene un puntaje FICO de 650. Esta persona viene a un banco determinado y quiere pedir una hipoteca. El banco le dice que su FICO es de 650 y ellos solo le prestan a las personas que tienen un FICO mínimo de 680. El puntaje del crédito en Estados Unidos es importante. Así es como cada banco, cada prestamista hipotecario decide cuánto otorgarle a la persona. Puede suceder que el lender te de otras opciones para que la persona pueda aplicar con esta institución en particular. 

Abrir cuentas bancarias en ese banco en particular y hacer depósitos de ciertas cantidades pueden hacer que el banco en cuestión haga una excepción, facilite la aplicación de la persona y estos requisitos específicos sean ignorados. Este es un ejemplo bastante básico de cómo trabaja un lender.

Un broker, en cambio, te ofrece una cantidad de hipotecas que varían dependiendo de con cuántos bancos trabaje el broker. En este caso, esta persona te puede ofrecer productos para los que se necesita un FICO más alto o más bajo: 650, 750, 610, etc… Hay que tomar en cuenta que, mientras más bajo sea el FICO, los intereses serán más altos.

Algo a considerar: Los intereses

Prestamista hipotecario o un corredor
Los intereses a cobrar dependen del banco y también de tu historial crediticio.

Supongamos que en este banco te están exigiendo un 8%, en otro te están exigiendo un 10% de intereses, pero estos dos productos, supongamos que, te están cobrando nada más 4.5% de la tasa de interés y este te está cobrando 5.5%. Lógicamente, la persona no quiere pagar mucho dinero en intereses y  va a querer optar por estos dos, pero, ¿qué pasa? Estás limitado por tu FICO.

Como inversionista, tienes que decidir, “¿voy por este o voy por este y simplemente pago unos intereses? O, ¿simplemente aplico este con este banco que me está dando un interés de 6%, que es un poco más económico que este y pongo los $20.000?”. 

Todo eso va a depender de la situación en la que te encuentres. Puede que, una manera creativa de analizar este asunto es suponer y decir, “No quiero poner los $20.000 en este momento. Lo que voy a  hacer es sacar un FICO con este banco porque me piden el más bajo y simplemente voy a pagarles el 10% de interés”.

La persona espera un año, mejora su crédito, espera que lo suban y que llegue a 700 y simplemente hace un refinanciamiento con este banco. De esta manera, no tiene que depositar los $20.000 y  utilizan el refinanciamiento para que termine pagando 6% de intereses en vez de 10%.

¿Qué hace un Broker o Corredor?

El broker trabaja de manera independiente con la persona que lo contrató, por lo que lo que esta persona cobre es solo de él. Lo contrario sucede con el prestamista hipotecario o lender, que trabaja para el banco y, lo que cobre, no es de él, sino del banco. El broker es la opción ideal para las personas que están ocupadas y no tienen tiempo para llamar o hacerse cargo de las diligencias que estos procesos requieren. Él se encarga de todo. La persona que lo contrate solo debe enfocarse en qué propiedad invertir.

Profundizando un poco más en lo que se mencionó anteriormente, un prestamista hipotecario trabaja para un banco; por esta razón, vive de un sueldo. Lo que puede suceder es que el banco le de alguna comisión dependiendo de las hipotecas que cierre. 

Cada banco funciona de manera distinta y tienen su propio sistema. El corredor trabaja de manera independiente, por lo que lo que cobre es únicamente para él. Su ganancia va a depender del porcentaje que el corredor haya acordado con la persona que lo contrató. Si se cierra, por ejemplo, una hipoteca en $100.000 el corredor podría cobrar entre 1 y 3% ¿La persona entonces se estaría ahorrando un dinero al contratar un prestamista y no al corredor? No, ya que el banco te cobra algo que se llama mortgage origination fee.

Prestamista hipotecario en USA
Muchas veces los corredores suelen comprometerse más con sus clientes.

El corredor no tiene un sueldo fijo. Este está obligado a ofrecer el mejor servicio y los mejores productos porque, si no es así, la persona simplemente busca otro corredor o broker, por lo que siempre van a buscar beneficiar a su cliente. El prestamista, al tener un sueldo fijo, no depende únicamente de una venta. Si no le vende a una persona, no pierde dinero. Ya esta persona tiene un sueldo y puede esperar a concretar otra venta. 

Otra ventaja que ya se había mencionado anteriormente es que el corredor se encarga de todo el papeleo y las diligencias que hay que hacer. Las llamadas, ir de banco en banco y ordenar todos los requisitos que necesitas llevar al banco. La persona que lo contrata no se preocupa por los requisitos, porque el corredor se encarga de que todo esté en orden. Al igual que con un corredor, la persona que lo contrata no se debe preocupar por mantener relaciones con uno, dos, tres o cuatro bancos. De esto también se encarga el corredor. La única persona con la que hay que comunicarse constantemente y mantener relación es con este individuo.

Otras diferencias entre un Corredor y un Prestamista Hipotecario

Una diferencia a tomar en cuenta entre el corredor y el prestamista hipotecario, es que, si la persona necesita que lo consideren para una excepción, o para que ciertos parámetros sean ignorados en su caso, el corredor puede hacer muy poco, porque este no trabaja para el banco. En ese sentido está más limitado que un prestamista, ya que el corredor solo representa a su cliente, no tiene ningún tipo de influencia o cargo en el banco. En cambio, un prestamista representa al banco y a su cliente. El prestamista hipotecario puede pedir excepciones y puede maniobrar más que el corredor porque, de nuevo, trabaja para el banco.

El último punto a tratar sería el de accesibilidad. El corredor maneja sus propios horarios. Este puede decidir trabajar los fines de semana y, los días de semana, manejar su horario a conveniencia. Los prestamistas hipotecarios trabajan de lunes a viernes de 9:00 a.m 5:00 p.m. El cliente debe adaptarse al horario del prestamista.

Seminario Gratuito:

– Este seminario en línea gratuito revela formas creativas para invertir en bienes raíces sin experiencia y utilizando $0 de su dinero.

Comparte este artículo

Domina los bienes raíces en el menor tiempo posible

Esta capacitación gratuita te enseñará todo lo que necesitas saber sobre las inversiones en bienes raíces.

Artículos Sugeridos