¿Cuál Es El Mejor Momento Para Comprar Casa?

Muchas personas que viven en Estados Unidos se plantean la interrogante acerca de si es mejor comprar casa o seguir rentando. Es una pregunta válida porque a fin de cuentas todos aspiramos a tener casa propia y no vivir rentando toda la vida, sin embargo, cuál es el momento más apropiado para hacerlo? Lo explicamos a continuación.

Lo primero que debes tener en cuenta es la diferencia entre activos y pasivos o como se le conoce en Estados Unidos “assets” y “liabilities”. En el caso de los primeros, son activos que se pagan solos, es decir, no tienes que estar trabajando constantemente, mientras que con el pasivo siempre tendrás que trabajar para poder mantenerlo, por ejemplo un vehículo.

Un ejemplo muy claro de un activo es comprar casa para el arriendo, incluso con o sin hipoteca, generas un ingreso mensual por medio de las rentas y eso te da para cualquier gasto que venga con los gajes del oficio, entre ellos las remodelaciones.

3 factores a considerar antes de comprar casa

1. Tu realidad y tus planes a futuro

El primer factor serían los planes de vida de cada persona, muchas personas tienen un estilo de vida donde no les gusta quedarse en un sitio fijo y por el contrario les gusta viajar y vivir de estado en estado, en este caso lo mejor es rentar y no comprar una casa. En ese sentido Estados Unidos es un país flexible con las rentas, existen rentas de un mes, otras de tres o de seis.

Al contrario hay otro tipo de personas que son apegadas a la región donde nacieron, a sus familiares, amigos, motivo por el cual no ven razón para mudarse a otro lugar, en este caso la mejor opción es planificar comprar casa en ese estado de su preferencia.

Por otro lado existe un tercer grupo de personas que no tienen residencia estable debido a las características de su trabajo donde debe viajar constantemente cada dos o tres años, en este grupo entran los militares por ejemplo. En el caso de comprar casa y luego les toque mudarse deben decidir entre dos opciones: vender o rentar la propiedad.

Si decides vender, vas a tener que preocuparte por hacer un 10-31 exchange, o intercambio 10-31, que no es más que un beneficio fiscal que te permite diferir los impuestos de la venta de tus activos. 

Si decides rentar, existen otros factores que vienen incluidos como parte de los gajes del oficio, entre ellos entrevistar al inquilino, manejar al inquilino o simplemente, contratar un administrador de propiedades.

Para el que tiene una carrera o un trabajo demandante, rentar una propiedad no es un proceso sencillo y debes preguntarte si deseas adquirir esta responsabilidad dentro de tus planes de vida.

2. La responsabilidad de administrar bienes

comprar casa bienes raíces
Si comprar bienes para vivir de la renta, debes pensar en que estos no se administran solos y se necesita ser responsable.

Cuando decides rentar una casa, la administración y mantenimiento de la misma es mucho más sencillo en comparación a cuando eres dueño de un inmueble. En el caso de la renta, si se daña algo, lo único que tienes que hacer es llamar al superintendente o llamar al administrador de propiedades y se acabó el problema. Llamas a una sola persona y esa persona repara el problema y la factura va a pasar a la cuenta del propietario, para que sea él quien se encargue de esa deuda.

Ahora si eres dueño de casa, eres propietario de casa o de apartamento, independientemente del tipo de bien, hay otras circunstancias que tienes que considerar: En el caso de un apartamento, el proceso es casi igual. Simplemente llamas al superintendente del edificio, ellos van a hacer el diagnóstico, lo arreglan o te llaman al experto, pero, al final del día, pasan la factura.

En términos de administración, el gasto corre a tu nombre dependiendo del tipo de apartamento que tienes. Existen los famosos co-ops. Si tienes un co-op, generalmente, el edificio se encarga de las reparaciones. Si tienes un condominio regular en el estado de Nueva York por ejemplo, cualquier daño que suceda dentro del apartamento, tú eres responsable de hacer ese pago. Eso es en términos de apartamento.

Ahora, en términos de una casa por ser independiente, por ser más privado, completamente todos los gastos y daños que ocurran dentro de la propiedad van a correr a tu cuenta. Ahora debes cumplir la función de dos personas: propietario y experto en construcción, además de tratar de descifrar si lo que se dañó fue la plomería, un fusible o la tubería del gas y puede causar una explosión. Todo esto lo tienes que saber, además tienes que buscar esos servicios de una manera independiente.

¿Tienes o no tienes esa capacidad de tiempo? ¿Tienes o no tienes ese tipo de paciencia para estar lidiando con ese tipo de cosas? Si la respuesta es no, a lo mejor no te conviene comprar casa, porque, simplemente, es mucho esfuerzo.

Por ejemplo si vives en un estado que es frío, te vas a trabajar y siempre una de las preocupaciones más grande es: “¿Será que alguien se va a caer delante de mi casa?, ¿Me va a demandar?” Por lo cual tendrás que contratar a alguien que te ayude a palear la nieve, vas a contratar a un electricista, vas a contratar un plomero. Todo eso se va haciendo aparte, lo cual, una vez más, requiere de mucho tiempo y dinero adicional a la posible hipoteca que estás pagando.

3. El aspecto de las finanzas al comprar casa

comprar casa en estados unidos
Antes de comprar casa, debes analizar tu realidad y definir qué será lo mejor para ti y tus finanzas.

Al ver números no necesitas más análisis, allí inmediatamente tienes todas las respuestas que buscas. Esto puede llevarte a una conclusión más certera acerca de decidir si lo mejor es continuar rentando o por el contrario, es el mejor momento para comprar casa.

Citemos el ejemplo de una pareja de novios que viven rentados en la ciudad de Nueva York y pagan por su apartamento $1.800 mensuales. Deciden invertir en comprar casa en el mismo estado por $550.000 y como inicial o “down payment” les piden el 40%, es decir, $220.000.

Existe la opción de invertir en esta casa propia y crear un pasivo o “liabilities” en inglés, o comprar otra casa en un estado donde las propiedades tengan un menor valor y rentarla, generando un activo que te proporcione ganancias mes a mes. Es una interesante reflexión y ejemplo que te permite detenerte a pensar qué es lo que estás buscando para tu futuro y tus finanzas.

Debemos recordar que en Estados Unidos existe el HOA (Homeowner´s association) que es la tarifa mensual que se paga para cubrir los servicios de mantenimiento en un edificio. Estamos hablando de la podada de césped, la paleada de nieve, limpiar los pasillos, sacar la basura, asegurarnos de que tenemos calefacción en los meses que está en invierno. Todo eso es parte de los servicios del HOA que no está incluido en la renta.

El HOA no es algo que se pueda negociar. Es un pago fijo que ya viene con el edificio, está bajo las reglas de esa propiedad y hay que cumplirlas. Si no las cumples, puedes perder la casa simplemente por impago del HOA.

Volviendo al ejemplo anterior, si la pareja paga una renta de $1.800 por 10 años, eso da un total de $216.000, incluso menos que los $220.000 de down payment que deben pagar por la compra de la casa. Una vez más, los números te hacen abrir los ojos para tomar la mejor decisión.

Sin embargo esta decisión pasa por la perspectiva, el presupuesto y las oportunidades de cada quien pero estas tres variables de seguro te harán tomar la mejor opción a la hora de rentar o comprar casa.

Comparte este artículo

Domina los bienes raíces en el menor tiempo posible

Esta capacitación gratuita te enseñará todo lo que necesitas saber sobre las inversiones en bienes raíces.

Artículos Sugeridos