Préstamos SBA vs. Tarjetas de crédito
¿Cuál es la mejor forma de obtener dinero para tus inversiones?

Para aquellos inversionistas inmobiliarios que tienen un portafolio establecido y el siguiente paso es expandir su negocio y buscan cuál es la mejor forma de obtener dinero, les facilitamos una guía con los pro y contras de estas dos opciones: los prestamos del SBA (Small Business Administration) o las tarjetas de crédito de negocio.

Existen muchas dudas alrededor de esto y es importante aclarar a través de cuál de las dos vías un inversionista inmobiliario podría ahorrar más dinero para así percibir una mayor ganancia en cada una de sus inversiones.

Uno de los factores comparativos que se deben tomar en cuenta a la hora de tomar la decisión son los requisitos que piden cada uno de estos dos métodos: por un lado, aplicar para una tarjeta de crédito es mucho más sencillo que el préstamo bancario comercial, el cual pide casi los mismos requisitos que una hipoteca.

¿Qué es el SBA?

Es un subsidio que ofrece el gobierno a aquellos negocios pequeños para expandirse, se debe tomar en cuenta si un determinado negocio entra en esta categoría a través de un parámetro muy sencillo: la cantidad de empleados. Si tu negocio tiene menos de 500 empleados, calificas para obtener el SBA.

Muchos pequeños inversionistas inmobiliarios no solicitan este recurso debido a que piensan erróneamente que el SBA se entrega según un tope de ganancias, la realidad es que si ganas incluso millones de dólares pero con el número de empleados permitido, podrías optar a solicitarlo.

Requisitos para solicitar el SBA

Prestamos SBA Estados Unidos

La declaración de impuestos es un requisito esencial para concretar la solicitud de un préstamo SBA

Uno de los requisitos básicos para poder aplicar a un préstamo de SBA, es tener, al menos, entre uno o dos años de declaración de impuestos del negocio. No personales, sino del negocio. Es importante aclarar este punto.

Mientras que con la tarjeta de crédito, se puede llenar una petición para que le aprueben una tarjeta en línea. El proceso se toma entre unos cinco o 10 minutos, dependiendo de qué tan rápido eres llenando la aplicación y la decisión es casi siempre instantánea.

Además tienes que no solamente mostrar la declaración de impuestos de los últimos dos años, también tienes que tener un plan de negocios, demostrar cuál es la visión que tú tienes, demostrar tus ingresos en particular, cómo estás manejando el negocio, cuántas pérdidas tienes, cuántos gastos operativos tienes, el número de personal que tienes.

Es un proceso un poquito más extenso que se puede tardar, aproximadamente, un mes o a veces hasta más.

El gran beneficio de los créditos SBA es el monto que ofrecen, muy superior al de las tarjetas de crédito comerciales, otro factor a considerar dependiendo de la necesidad de tu negocio. Para el SBA, generalmente, como estás pidiendo un

préstamo de negocio de un proyecto más grande, ellos tienden a aprobarte montos mucho más grandes.

Anuncios

Si logras hacer tu caso, logras demostrar tu caso de estudio, tu modelo de negocio o la visión hacia donde tú te quieras ir, los préstamos tienden a variar entre las cinco o seis cifras. A veces hasta los millones. Por ejemplo si pides un préstamo de

$500.000, si demuestras todo, tal cual como debe ser, no debería tener ningún problema en ser aprobado por un préstamo de ese monto.

En cambio, con unas tarjetas de crédito, es muy difícil que te aprueben de buenas a primeras una tarjeta por $500.000. Normalmente, dependiendo de tu perfil o de tu historial crediticio, puede que te aprueben por ahí unos $2.000 para empezar. Luego, poco a poco, te van subiendo ese límite a $5.000. Luego, te lo van subiendo a $10.000 y así, sucesivamente, vas avanzando.

¿Cómo puedo ahorrar intereses?

Otro de los factores donde los inversionistas inmobiliarios deben sentarse a pensar a la hora de solicitar un préstamo para su negocio es a la hora de pagar intereses por dicha deuda.

La tasa de interés de los préstamos SBA es muy parecida a las hipotecas. Estamos hablando de tasas de intereses relativamente bajas, que están basadas en la prima.

Hoy en día puedes tener accesibilidad a un préstamo a un 3,99% de interés apróximado, relativamente bajo en comparación a una tasa de interés de una tarjeta de crédito que oscila entre 15%, hasta el 24,99%, incluso más.

Hay que tener en cuenta que en los préstamos SBA, los intereses -al igual que en las hipotecas- son amortizados, es decir que si en un mes realizas un pago por ejemplo de $500, casi siempre los primeros $400 van a las tasas de intereses y nada más $100 van para pagar la deuda. Mientras que, con las tarjetas de crédito, estamos hablando de tasas de intereses simples, lo cual se traduce en una ventaja para las tarjetas. 

Por otro lado, los préstamos del SBA pueden variar entre 15 años, 20 años, a veces hasta 25 años, si logras conseguir un préstamo de larga duración y con mucha flexibilidad de pago.

En cambio, con las tarjetas de crédito, no te dan una fecha límite, mucho menos en el año, pero la expectativa es que por ser montos más pequeños ($3.000, $4.000, $10.000) se espera que eventualmente lo termines de pagar en un período de tiempo más corto. Vamos a decir, 15 años. 

Deuda “revolving” de las tarjetas de crédito

Tarjetas de crédito

Existen una variedad de prestamos hipotecarios, entre ellos los VA Loans, FHA Loans, los prestamos residencial y comercial.

Otra de las ventajas o desventajas -depende del punto de vista- es que las tarjetas de crédito presentan una deuda denominada “revolving”, a medida que pagas tu tarjeta, tu crédito se renueva, a diferencia del préstamo bancario que cuando terminas de cancelar la deuda, ya no tienes compromiso con el banco.

Anuncios

Por ejemplo: si tu tarjeta de crédito tiene un límite de $10.000 y pagaste, unos $8.000, eso quiere decir que ahora ya tienes $8.000 disponibles. En cambio, con el préstamo al SBA, eso no es una deuda revolving. Eso quiere decir que una vez que tú lo pagas, ya la deuda se acaba.

En cuanto a flexibilidad de los pagos, el banco también podría ofrecerte un plan de diferimiento donde tu primer pago no empieza sino hasta un año después porque son planes que están diseñados para ayudarte a expandir tu negocio, para ayudarte a planear bien, sin embargo, ese año que tú estás sin pagar también los intereses se van acumulando, porque al final del día los bancos necesitan hacer dinero.

En contraparte las tarjetas de crédito no tienen esta flexibilidad de pago. Lo que sí pueden hacer es darte una oferta introductoria del 0% en términos de las tasas de intereses, APR. Eso quiere decir que si gastas $10.000 tú tienes la opción de terminar de pagar todos los $10.000 sin tener que pagar intereses, siempre y cuando lo termines de pagar antes de cierto tiempo.

Hay tarjetas que ofrecen un 0% por los primeros seis meses, hay tarjetas que ofrecen 0% por los primeros 12, por los 18 y así sucesivamente.

Negocio formalizado

Debes tener muy en cuenta que para ninguno de estos dos préstamos vas a poder calificar si no tienes un negocio formalizado, una identidad formada, eso quiere decir una corporación, la cual le dicen el Inc, sea un LLC, sea un Limited Partnership, entre otros.

No puedes calificar para una tarjeta de crédito comercial si no logras demostrar que tienes un negocio formalizado, un negocio bien formado y que estás corriendo todo tu negocio tal cual como debería ser, bajo una legalidad o bajo una formación de cualquiera de este tipo de entidades.

Los SBA están única y exclusivamente disponibles para personas que tienen una residencia o son ciudadanos de Estados Unidos. Para las tarjetas de crédito puede que haya un poquito más de flexibilidad en este sentido.

Si eres una persona que no ha logrado tener crédito personal, o que a lo mejor no tienes un estatus de residencia o de ciudadanía en este país, el SBA no va a ser el préstamo apropiado para ti, sino que la tarjeta de crédito es tu ruta a seguir.

De una manera u otra ambos ofrecen buenas cosas, ambos no. Es cuestión de educarte a ver cuál de este tipo de préstamos te conviene más y analizar los pros y contras que hemos planteado, además de contestar la siguiente interrogante: 

¿Estás dispuesto a proveer todos esos documentos para el SBA, esperar y pasar por todas esas aprobatorias o simplemente estás buscando acceso a dinero relativamente fácil?

Si quieres obtener más información sobre este tema, también hemos preparado un artículo en el que comparamos las tarjetas de crédito vs. préstamos personales.

Seminario Gratuito:

– Este seminario en línea gratuito revela formas creativas para invertir en bienes raíces sin experiencia y utilizando $0 de su dinero.

Inicia y haz crecer tu portafolio de bienes raíces de la manera correcta

Aprende a invertir en el sector inmobiliario sin ahorros y aún tener lo suficiente para expandir tu portafolio inmobiliario. Haz clic en la cajita azul para aprender por medio de nuestro seminario web gratuito 

Artículos Recomendados

Cambios en el Crédito Bancario para el año 2021

Cambios en el Crédito Bancario para el año 2021

Lo que Debes Saber Sobre los Cambios del Crédito Bancario para el 2021El FICO está cambiando su manera de calcular tu punto crediticio. Ahora, si te estás preguntando, ¿qué exactamente es el FICO? El FICO en Estados Unidos significa el Fair Issac Corporation, ellos...

read more
5 Tips para Incrementar tu Crédito Rápidamente (FICO)

5 Tips para Incrementar tu Crédito Rápidamente (FICO)

El FICO y 5 Tips para Incrementar tu Crédito RápidamenteLas tarjetas de crédito tienen muchísimos beneficios. Usarlas adecuadamente puede funcionarte muy bien y traer un montón de beneficios si estás buscando expandir tu portafolio inmobiliario y para ello debes saber...

read more

0 Comments

Share This