Aprende a Diferenciar el “Down Payment” de los “Closing Costs”

A la hora de comprar una propiedad en Estados Unidos manejas ciertos términos que quizás en latinoamérica no estabas acostumbrado a escuchar, sin embargo los principios son los mismos, un ejemplo de ello es el “down payment” o como se le conoce en muchos países de habla hispana: la inicial o principal.

A continuación te ofreceremos las principales diferencias entre el “down payment” y los costos de cierre o como se les denomina en Estados Unidos: “Closing Costs”.

Estos últimos, a diferencia de la inicial o “enganche”, son gastos para poder cerrar la hipoteca. Pueden ser gastos de abogados, gastos de inspección, gastos para que le hagan un chequeo de crédito a esa propiedad entre otros.

La principal diferencia entre “down payment” y los “Closing Costs”

A diferencia de los costos de cierre, el “down payment” contribuye al pago de esa hipoteca, porque es básicamente un porcentaje del precio que van a terminar pagando por esa propiedad. Los closing costs no tienen nada que ver con esto, es simplemente un gasto que es fijo por unos servicios fijos, que necesitaron adquirir y no tienen nada que ver con el precio de la propiedad, es decir, no aportan para bajar el principal.

Recuerda escoger el mejor tipo de hipoteca

El “down payment” va a depender del tipo de hipoteca que ustedes decidan tomar, en base a esto, existen tres tipos:

  • Puede que el banco les pida el 3%, al 5%, que son prácticamente las hipotecas que le llaman FHA (Federal Housing Administration)
  • Hipoteca regular que les pide un 20% de inicial
  • Hipoteca de inversionistas que normalmente les pide un 25% de “down payment”.

Como pueden observar los rangos porcentuales son muy variables entre una y otra.

Down Payment

Las condiciones de una hipoteca varían dependiendo de los bancos y los clientes

En el caso de los “down payment”, los fondos en sus cuentas bancarias deben ser verificables porque los bancos necesitan saber que ese dinero de verdad les pertenece, necesitan verificar que no sea dinero lavado, dinero que venga de las drogas, o cualquier tipo de actividad ilegal.

Por el contrario, en los “closing costs” los bancos no están chequeando de dónde vienen los fondos porque son gastos que fácilmente se pueden pagar con tarjetas de crédito. Por ejemplo, pueden pagarle al abogado con tarjetas de crédito, pueden pagar los servicios de inspecciones con tarjeta de crédito. No necesariamente tiene que venir de los fondos personales y no necesariamente tiene que mostrar meses y meses de antemano, para demostrar que esos fondos les pertenecen y los han ido ganando con el tiempo.

Anuncios

El historial crediticio no afecta el down payment

El crédito que una persona posea no necesariamente influye directamente sobre el “down payment” que el banco les pueda otorgar. Por ejemplo, si califican para una hipoteca regular, por decirlo así, y tienen un historial de crédito largo pero un poco bajo, van a ser considerados “inversionistas de alto riesgo.

Este término lo que significa es que el banco no necesariamente les va a negar la hipoteca. Lo que les va a exigir es que tengan que pagar un porcentaje de “down payment” un poco más alto de lo habitual. Si califican para una hipoteca regular, a lo mejor ellos van a decir: “Te lo vamos a aprobar pero me tienes que dar al 25%”.

Esto en contraposición del proceso de pago que se realiza en los costos de cierre donde al banco no le interesa si tienes buen o mal crédito porque simplemente son servicios que les van a cobrar como parte del cierre de la compra de esa propiedad.

Down Payment en Estados Unidos

Si buscas pagar el down payment o los closing cost, las tarjetas de crédito son una opción que deberías considerar

También tienen cosas en común. Por ejemplo, el down payment y los closing costs, normalmente se pagan al final. A menos que sea un gasto que sea extremadamente necesario pagarlo al principio, casi todos los gastos se pagan al final, en el cierre de la propiedad.

Habitualmente lo que se estila es pagar ese monto correspondiente al “down payment” o los “closing costs” de una sola vez por medio de Wire Transfer, que es cuando los bancos hacen aquella transferencia de un banco al banco del abogado, o a la cuenta bancaria de la persona que está vendiendo esa propiedad. 

La otra forma es utilizar las tarjetas de crédito para pagar el “down payment” al igual que los costos de cierre, de este modo pueden apreciar las diferencias, métodos de pago y selección de las entidades bancarias a la hora de cancelar la hipoteca de su propiedad y escoger la mejor opción de inversión.

Seminario Gratuito:

– Este seminario en línea gratuito revela formas creativas para invertir en bienes raíces sin experiencia y utilizando $0 de su dinero.

Inicia y haz crecer tu portafolio de bienes raíces de la manera correcta

Aprende a invertir en el sector inmobiliario sin ahorros y aún tener lo suficiente para expandir tu portafolio inmobiliario. Haz clic en la cajita azul para aprender por medio de nuestro seminario web gratuito 

Artículos Recomendados

0 Comments

Share This